Madera de Abarco: Características, Usos y Mantenimiento

La Madera de Abarco, también conocida como Quaruba o Carapa guianensis, es un tipo de madera tropical proveniente de los bosques de América del Sur. Se caracteriza por su gran resistencia y durabilidad, lo que la convierte en un material muy apreciado en la industria de la construcción y carpintería.

Si quieres conocer todos las tipos de madera, puedes visitar la categoría de Tipos de Madera

Características de la Madera de Abarco

Madera de Abarco

Las características de la Madera de Abarco destacan por lo siguiente:

  • Resistencia: Esta madera posee una alta resistencia a los impactos, lo que la hace ideal para la fabricación de elementos expuestos a golpes o fricción constante.
  • Durabilidad: La durabilidad de la Madera de Abarco es notable, ya que es altamente resistente a la humedad, al ataque de hongos, insectos y termitas. Es una madera ideal para su uso en exteriores o en ambientes con altos niveles de humedad.
  • Estabilidad dimensional: La Madera de Abarco tiene una baja tendencia a contraerse o expandirse, lo que la convierte en un material estable y apto para su uso en diferentes condiciones ambientales.
  • Aspecto estético: Esta madera tiene una hermosa tonalidad rojiza, con un veteado característico que la hace muy atractiva a nivel visual. Es un material ideal para la fabricación de muebles y elementos decorativos.

Usos de la Madera de Abarco

Los usos de la madera de Abarco abarcan una amplia gama. Algunos de los más comunes son:

  • Carpintería: Debido a su resistencia y durabilidad, la Madera de Abarco es muy utilizada en la fabricación de puertas, ventanas, marcos, pisos y muebles de alta calidad.
  • Construcción: Se utiliza en la construcción de estructuras, como vigas, columnas y tablones de soporte, debido a su resistencia a los impactos y su capacidad para soportar grandes cargas.
  • Exteriores: La Madera de Abarco es ideal para su uso en exteriores, ya que es altamente resistente a la intemperie y a los cambios climáticos. Es perfecta para la fabricación de terrazas, cubiertas, pérgolas y revestimientos.

Proceso de la fabricación de la Madera de Abarco

El proceso de fabricación de la Madera de Abarco implica varias etapas:

  1. Extracción: La extracción de la Madera de Abarco se realiza de manera sostenible, respetando las normas de protección del medio ambiente y de replantación de los árboles. Se evita la tala indiscriminada y se busca mantener el equilibrio de los ecosistemas.
  2. Corte y secado: Una vez extraída, la madera se corta en tablones de diferentes dimensiones y se deja secar al aire libre o en hornos especiales, para eliminar la humedad y garantizar su estabilidad.
  3. Tratamiento: En algunos casos, la Madera de Abarco puede ser sometida a tratamientos para aumentar su resistencia a los agentes externos, como la aplicación de productos químicos protectores.
  4. Acabado: Finalmente, la madera se somete a un proceso de acabado, que puede incluir lijado, pulido y aplicación de barnices o pinturas para realzar su belleza y protegerla de la humedad y los daños.

Mantenimiento de la Madera de Abarco

El correcto mantenimiendo de la Madera de Abarco es muy importante para que esté en óptimas condiciones, se recomienda seguir estas pautas de mantenimiento:

  • Limpieza regular: Se debe limpiar la madera regularmente utilizando un paño húmedo y un detergente suave. Evitar el uso de productos químicos abrasivos que puedan dañar la superficie.
  • Protección contra la humedad: Es importante aplicar un tratamiento protector contra la humedad, como barnices o aceites especiales, para evitar que la madera se deteriore en ambientes húmedos.
  • Evitar la exposición prolongada al sol: La Madera de Abarco puede sufrir decoloración y daños debido a la exposición prolongada a la luz solar directa. Se recomienda protegerla con toldos o sombrillas en espacios exteriores.
  • Mantener la superficie intacta: Es importante evitar el uso de objetos afilados o punzantes sobre la superficie de la madera, ya que pueden dejar marcas o rayones permanentes.

Xavier Sánchez Tolsà
Xavier Sánchez Tolsà

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *