Tableros Contrachapados: Características, tipos, usos y ventajas

Los tableros contrachapados son un tipo de tablero compuesto por varias capas de madera delgadas, conocidas como chapas, que están pegadas entre sí con adhesivos especiales. Estas chapas están dispuestas de forma alternada, lo que le da al tablero contrachapado su característica resistencia y estabilidad.

Si quieres conocer todos las tipos de tableros de madera, puedes visitar la categoría de Tableros de Madera

Dependiendo de la calidad y el uso previsto, las caras exteriores de los tableros contrachapados pueden estar fabricadas con maderas de mayor calidad, mientras que las capas internas pueden estar compuestas por maderas más económicas.

Características de los tableros contrachapados

Tableros Contrachapados

Las principales características de los tableros contrachapados son las siguientes:

  • Materia prima: Los tableros contrachapados se fabrican con diferentes tipos de madera, dependiendo de su uso final. Entre las maderas más comunes utilizadas encontramos el abeto, el pino, el abedul y el eucalipto. Cada tipo de madera tiene sus propias características y propiedades físicas.
  • Resistencia: Gracias a su estructura en capas cruzadas, los tableros contrachapados son extremadamente resistentes, tanto a la flexión como a la torsión. Esto los convierte en un material ideal para construcciones de alta exigencia estructural, como encofrados, muebles, pisos y techos.
  • Estabilidad: Los tableros contrachapados también se destacan por su estabilidad dimensional. Es decir, son menos propensos a deformarse o agrietarse frente a cambios de humedad y temperatura en comparación con otros materiales, como la madera maciza.
  • Versatilidad: Debido a su amplio rango de dimensiones y espesores disponibles en el mercado, los tableros contrachapados se adaptan fácilmente a diferentes proyectos y aplicaciones. Pueden ser cortados, lijados y perforados para ajustarse a las necesidades específicas de cada trabajo.

Usos de los tableros contrachapados

Los tableros contrachapados se utilizan en una amplia gama de aplicaciones, tanto en la construcción como en la fabricación de muebles. Algunas de las aplicaciones más comunes incluyen:

  • Encofrados: Los tableros contrachapados son ampliamente utilizados como encofrados temporales en la construcción de estructuras de hormigón armado. Gracias a su resistencia y estabilidad, pueden soportar el peso del hormigón fresco mientras se fragua y se fortalece.
  • Mobiliario: Los tableros contrachapados son frecuentemente empleados en la fabricación de muebles, tanto en el hogar como en entornos comerciales. Debido a su aspecto natural y estético, pueden ser utilizados tanto en muebles para interiores como para exteriores.
  • Revestimientos: Los tableros contrachapados también son una opción popular para revestir paredes, techos y suelos. Su resistencia a la humedad y su estabilidad dimensional los convierten en una opción segura y duradera para estas aplicaciones.
  • Embalajes: Debido a su resistencia, los tableros contrachapados son utilizados en la fabricación de embalajes y cajas de transporte. Su capacidad para soportar cargas pesadas y proteger el contenido los convierte en una elección común en la industria logística.
  • Construcción: Los tableros contrachapados son utilizados en la construcción de estructuras, como suelos, paredes y techos. También se emplean para la fabricación de encofrados y andamios.
  • Carpintería: Son muy utilizados para la fabricación de muebles, especialmente en la industria del mueble modular. También se emplean en la fabricación de puertas, armarios y estanterías.
  • Industria del automóvil: En el sector automotriz, se utilizan en la fabricación de carrocerías, paneles y pisos de vehículos.

Proceso de fabricación de los tableros contrachapados

La fabricación de los tableros contrachapados es un proceso complejo que requiere de maquinaria especializada y técnicas precisas. A continuación, explicaremos brevemente las diferentes etapas de producción:

  1. Selección de las maderas: Se eligen las maderas adecuadas para garantizar la calidad final del tablero. Es fundamental que las maderas sean de buena calidad y estén libres de defectos.
  2. Descortezado y corte: Las maderas seleccionadas se descortezan y se cortan en láminas delgadas, conocidas como chapas, con un espesor que oscila entre 1 y 4 mm.
  3. Secado: Las chapas se someten a un proceso de secado controlado para eliminar la humedad y prevenir deformaciones en el tablero final.
  4. Encolado: Las chapas se disponen de manera perpendicular entre sí y se encolan con adhesivos especiales. Este encolado en cruz es lo que proporciona estabilidad al tablero.
  5. Prensado: Las chapas encoladas se prensan en caliente para asegurar una correcta adhesión y eliminar posibles burbujas de aire.
  6. Acabado: Finalmente, los tableros contrachapados se someten a un proceso de lijado y se les aplica un acabado, que puede ser pintura, barniz u otro tipo de recubrimiento.

Beneficios de los tableros contrachapados

Los principales beneficios de los tableros contrachapados son los siguientes:

  • Economía: En comparación con otros materiales, los tableros contrachapados son una opción más económica. Su fabricación a partir de chapas de madera más delgadas y su proceso de producción hacen que sean una opción más asequible en comparación con otros tipos de madera maciza o maderas modificadas.
  • Sostenibilidad: Los tableros contrachapados pueden ser considerados una opción sostenible ya que minimizan el desperdicio de madera en comparación con otros materiales. Además, gracias a su durabilidad, es probable que la vida útil de un proyecto que utilice tableros contrachapados sea más larga, lo que también contribuye a reducir el impacto ambiental.

Cuidados y mantenimiento de los tableros contrachapados

Para mantener los tableros contrachapados en buen estado y prolongar su vida útil, es recomendable seguir algunas pautas de cuidado y mantenimiento. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Evitar la exposición a la humedad: Los tableros contrachapados no son resistentes al agua prolongada o a la humedad excesiva. Es importante protegerlos de la lluvia o de ambientes muy húmedos, ya que podría provocar deformaciones o desprendimiento del encolado.
  • Limpiar con productos adecuados: Para limpiar los tableros contrachapados, utiliza un paño suave y ligeramente humedecido con productos de limpieza suaves. Evita el uso de productos abrasivos que puedan dañar el acabado.
  • Proteger de golpes y arañazos: Al manipular los tableros contrachapados, es recomendable usar herramientas adecuadas y evitar golpes o roces con objetos contundentes que puedan dañar su superficie.
  • Mantener alejados de fuentes de calor: Los tableros contrachapados deben mantenerse a una distancia segura de fuentes de calor como estufas o radiadores, ya que el calor excesivo puede dañar la madera.

Los tableros contrachapados son una opción versátil y resistente para una amplia variedad de proyectos. Sus características principales, como su resistencia y versatilidad, hacen que sean ampliamente utilizados en la construcción y la fabricación de muebles.

Además, ofrecen una serie de beneficios, como su durabilidad, versatilidad, economía y sostenibilidad. Si estás buscando un material confiable y duradero para tu próximo proyecto, considera utilizar tableros contrachapados. No te defraudarán.

Xavier Sánchez Tolsà
Xavier Sánchez Tolsà

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *